miércoles 08 de febrero de 2023 - Edición Nº1526

Judiciales | 14 ene 2023

Crimen de Villa Gesell

Juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa: qué dejaron las 10 audiencias

Un repaso por las declaraciones en estos primeros 10 días del juicio por el crimen.


Audiencia 1

La fiscalía que interviene en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido en enero de 2020 en la puerta de un boliche de la localidad de Villa Gesell, acusó a los ocho rugbiers imputados de ponerse "de acuerdo para darle muerte" al joven, al atacarlo "por sorpresa" aprovechando "que se encontraba conversando en la vereda, distraído".

Por su parte, uno de los abogados que representan a los padres del joven de 18 asesinado reclamó una pena de prisión perpetua para los rugbiers, a quienes acusó de cometer "una cacería humana", mientras que la defensa de los acusados solicitó la suspensión de juicio al considerar que no se respetaron las garantías constitucionales de los imputados durante la instrucción de la causa.

Audiencia 2

Cinco amigos de Fernando Báez Sosa identificaron Máximo Thomsen, Luciano Pertossi y Enzo Comelli como tres de los agresores que en un principio atacaron a "patadas en la cabeza" y golpes en "el pecho y la mandíbula" al estudiante de abogacía, y que al menos dos de ellos lo agredieron cuando estaba "en el piso" frente al boliche Le Brique de Villa Gesell, en la madrugada del 18 de enero de 2020.

En sus testimonios, cuatro testigos que integraban el grupo de Fernando ubicaron además a los rugbiers Ayrton Viollaz, Matías Benicelli y Lucas Pertossi entre los agresores.

Audiencia 3

La tercera jornada incluyó el testimonio del remero Pablo Ventura, incriminado falsamente en las primeras horas de la investigación y amigos de la víctima. Dijo que los rugbiers imputados por el homicidio conformaban un "grupo problemático" y que "peleaban después de las jodas y los boliches". También declaró su padre, José María Ventura.

Además, declaró un amigo de Fernando que formaba parte del grupo que veraneaba en Villa Gesell, Franco Cervera, quien dijo que no vio quién le pegó a la víctima, aunque identificó a Ayrton Viollaz entre los agresores y como quien “arengaba”. También declaró Luciano Bonamaison, quien aseguró que se trató de "una especie de emboscada", que los agresores "eran siete u ocho" y que afuera del boliche "Le Brique" "buscaban directamente a Fernando".

Audiencia 4

Declararon los agentes afectados al Operativo Sol que estaban en los alrededores de Le Brique, la joven que le practicó las maniobras de RCP a Fernando, Virginia Pérez Antonelli, y otros testigos que estaban esa madrugada en el lugar. “Le decían negro de mierda”, advirtió el taxista  Damián Acevedo, quien precisó que Fernando estaba tomando un helado cuando fue atacado. “Un chico de camisa blanca le pegó tres o cuatro piñas a Fernando y después un chico de camisa oscura le pegó patadas”, precisó.

Audiencia 5

Un policía bonaerense que se desempeña en la localidad balnearia de Villa Gesell dijo que fue Máximo Thomsen quien involucró al remero del partido bonaerense de Zárate Pablo Ventura en el crimen de Fernando Báez Sosa al decir que era suya una zapatilla manchada con sangre secuestrada en la casa donde veraneaba el grupo.

Audiencia 6

Diego Duarte, médico forense que realizó la autopsia al cuerpo de Fernando, detalló que presentaba "lesiones incompatibles con la vida, muchas lesiones en el sistema nervioso central" y agregó que cree que "no hubiera tenido posibilidades de salvarse". Señaló que un "shock neurogénico" -lo que le ocasionaron a Fernando- significa que el cerebro "sufre un daño importante donde deja de funcionar, por irrigación, por vascularización, por sangrado, entonces no tiene los nutrientes suficientes para continuar con la vida".

Carolina Giribaldi Larrosa, la médica ambulancista que asistió a Fernando Báez Sosa declaró que “no había posibilidad de sobrevida”. Fue ella quien lo atendió tras el ataque en el boliche "Le Brique".

Un efectivo policial que declaró este lunes como testigo en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell aseguró que uno de los ocho imputados, presuntamente Máximo Thomsen por su descripción, realizó un gesto con su mano como si amenazara con degollar a alguien mientras un patovica lo expulsaba del boliche "Le Brique".

Se exhibieron también videos incorporados en la causa de celulares de testigos del ataque y cámaras públicas y privadas.

Audiencia 7

Ciro Pertossi escribió frases como "villa gesell pelea", "pelea gesell" y "misteriosa pelea en gesell" en el Google desde su celular, en búsqueda de información y repercusiones sobre el ataque ocurrido; mientras que Blas Cinalli intercambió mensajes a través de whatsapp tras el homicidio, en los que aseguró "ganamos" y "los rompimos".

Esas expresiones fueron escritas 13 minutos después de que este rugbier y el resto de los imputados recibieran en el grupo de whatsapp que compartían un texto del acusado Lucas Pertossi que dijo “caducó”, en referencia al fallecimiento de Báez Sosa.

Los mensajes fueron reproducidos por el instructor de la Fiscalía General de Dolores Javier Pablo Laborde, quien estuvo a cargo de analizar el contenido de los teléfonos de nueve de los rugbiers inicialmente imputados en la causa.

Asimismo, la criminalista María Eugenia Cariac determinó que la marca del zigzag que quedó impactada en la cara de Fernando Báez Sosa coincide con la suela de la zapatilla negra de Máximo Thomsen.

Audiencia 8

La zapatilla derecha utilizada por Máximo Thomsen presentaba manchas de sangre, según conformaron los peritos que realizaron la extracción y análisis de los rastros hallados en las prendas de los jóvenes acusados. Además, se informó que el dedo meñique izquierdo de la mano de Fernando tenía rastros de ADN compatibles con perfil genético de Blas Cinalli.

Declararon Graciela Noemi Parodi, de la Policía Científica; Norma Beatriz Tramontini, del Laboratorio Químico de la Policía Departamental de Dolores; y César Guida, perito que analizó las prendas de los imputados incautadas tras la detención.

Audiencia 9

Luciano Pertossi rompió el silencio. Sostuvo que él no estaba en el lugar donde señalaron los testigos que lo identificaron esta mañana en un video reproducido en la audiencia. “Quiero aclarar algo: yo no estaba ahí”, afirmó Pertossi, luego de levantar sorpresivamente la mano en el recinto para pedir la palabra mientras se exhibía en la sala un video con una secuencia de la golpiza a la que fue sometido Fernando, al tiempo que hablaba el perito policial Andrés Bruzzese.

Audiencia 10

Un testigo dijo que, semanas antes del crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, Lucas Pertossi lo interceptó en la ciudad bonaerense de Zárate y lo amenazó de muerte y con robarle a moto. "Te voy a matar hijo de puta, te voy a robar la moto", dijo el testigo Pablo Gastón Zapata, un joven oriundo de Zárate. También declararon dos efectivos del cuerpo de bomberos de la localidad balnearia bonaerense Villa Gesell que ante un alerta llegaron a la puerta del boliche "Le Brique" para asistir a Fernando Báez Sosa tras el ataque a golpes. Dijeron que lo encontraron ya "sin signos vitales.

El caso

De acuerdo con la elevación a juicio de la fiscal de instrucción Zamboni, el crimen de Fernando se produjo "entre las 4.41 y las 5 del 18 de enero de 2020, frente al local bailable ubicado en avenida 3 y paseo 102, pleno centro de la localidad balnearia de Villa Gesell.

El episodio quedó registrado por cámaras de seguridad y de teléfonos celulares de testigos, por lo que los sospechosos fueron identificados y detenidos horas más tarde en la casa que alquilaban, a pocas cuadras del lugar.
 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias