lunes 26 de septiembre de 2022 - Edición Nº1391

Actualidad | 5 sep 2022

Investigación

Atentado contra Cristina: creen que el atacante no actuó solo

Fue detenida la novia del principal acusado y se impuso el secreto de sumario.


La jueza federal María Eugenia Capuchetti impuso este domingo el secreto de sumario en la causa por el atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y por la noche la Policía Federal detuvo a Brenda Elizabeth Uliarte, pareja del atacante Fernando André Sabag Montiel, a quien acompañó cuando cometió el ataque en el barrio de Recoleta, informaron fuentes judiciales y policiales.

Uliarte fue detenida a las 22.45 de este domingo en la estación Palermo del tren San Martín por agentes del Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA), por orden de la jueza María Eugenia Capuchetti, luego de que la investigación determinara que la noche del jueves pasado estuvo en el lugar del hecho, en Recoleta, junto a su pareja.

La mujer fue detenida en la estación del tren luego de una serie de medidas investigativas que incluyeron la intercepción judicial de sus comunicaciones telefónicas y otras tareas de campo, que permitieron establecer que este domingo Brenda Uliarte se trasladó desde una ubicación en el barrio porteño de Barracas hasta las inmediaciones de la estación de Retiro del Tren San Martín, según fuentes policiales.

Una vez que se comprobó su presencia en esa estación ferroviaria, la Policía Federal lo informó al Juzgado federal 5 que está a cargo de la causa, tras lo cual la jueza Capuchetti autorizó la detención del tren en el que viajaba Uliarte: la captura se concretó a la altura de la estación Palermo luego de que personal de la DUIA recorriera toda la formación, agregaron las fuentes.

El viernes, Uliarte había dado una entrevista al canal de televisión Telefé en la que se presentó como Ámbar, dijo que no veía a Sabag Montiel desde el martes último y se quejó de que habían secuestrado sus pertenencias en el marco de un allanamiento.

Aparentemente, los investigadores lograron reconstruir con imágenes de cámaras de seguridad que el jueves la joven habría compartido con el agresor buena parte del trayecto hasta la casa de la Vicepresidenta, situación que contradice lo que ella misma manifestó en el reportaje televisivo.

Portavoces judiciales ya habían señalado la sospecha de que el principal acusado por el intento de magnicidio no habría actuado solo, en base a los primeros resultados de los análisis de cámaras de seguridad, teoría que es uno de los motivos por los cuales se impuso el secreto de sumario.

La posibilidad de que Sabag Motiel llegó acompañado al lugar de los hechos ya era una de las hipótesis que se manejan en base al análisis de las filmaciones registradas por cámaras de seguridad en la zona del barrio de Recoleta, donde está el edificio en el que vive Fernández de Kirchner.

La reconstrucción se hacía de manera "secuencial" para recomponer los pasos del imputado antes de acercarse a la Vicepresidenta.

En tanto, declaró un hombre identificado como Mario Bongarelli, quien dijo ser "conocido" del acusado, y aseguró bajo juramento creerlo "capaz de cometer el hecho", informaron las fuentes. El testigo entregó de manera voluntaria su teléfono celular para que sea peritado, en presencia del fiscal Carlos Rívolo y del defensor oficial de detenido, Juan Hermida. Antes de declarar, Bongarelli dio una nota en televisión donde se presentó como "amigo" de Sabag Montiel.

La magistrada recibió además durante la jornada en los tribunales federales de Retiro declaración a los peritos informáticos que explicaron las razones por las cuales el celular de Sabag Montiel hizo un "reseteo" y volvió a "estado de fábrica", informaron fuentes judiciales.

La magistrada tomó declaración a los peritos informáticos de la Policía Federal y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), quienes explicaron lo que hicieron con el celular del acusado, su tarjeta SIM y el chip. En el caso de estos dos últimos se extrajo el contenido que "se encuentra bajo análisis".

En relación al reseteo del celular a estado de fábrica, los peritos detallaron los motivos por los cuales pudo ocurrir y no descartaron que pudiera haberse activado de manera remota o bien por algún error al intentar acceder al dispositivo. En su caso, no se logró la extracción de información.

En tanto, terminó el peritaje sobre la computadora laptop HP que se secuestró en el domicilio del acusado y se ordenó analizar el material obtenido.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias