miércoles 29 de mayo de 2024 - Edición Nº2002

Actualidad | 29 abr 2024

DERECHOS HUMANOS

Se inauguró el espacio para la memoria donde funcionó "La Cacha"

El acto fue encabezado por el gobernador Axel Kicillof. Estuvo acompañado por Estela de Carlotto y Herenia Sánchez de Viamonte.


El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, junto al ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, Juan Martín Mena; acompañados por la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; y la madre de Plaza de Mayo, Herenia Sánchez de Viamonte, inauguraron este lunes en La Plata el espacio para la memoria y la promoción de los derechos humanos del ex centro clandestino de detención (CCD) conocido como “La Cacha”.

En el acto participaron también el intendente local, Julio Alak; el subsecretario de Derechos Humanos, Matías Moreno; el ex juez de Cámara Federal y ex Presidente del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 1 de La Plata, Carlos Rozanski; sobrevivientes y familiares de personas que estuvieron detenidas en La Cacha. 

Además de la apertura del espacio, en la oportunidad también se anunció el contenido de una resolución firmada por Mena, que instruye la “incorporación en la currícula obligatoria de todo aspirante al Servicio Penitenciario Bonaerense, la visita y la capacitación en este espacio de memoria, porque no puede haber ningún integrante de la fuerza que no conozca los crímenes que se han cometido”, sostuvo el Ministro.

Kicillof destacó que “este espacio de memoria requirió un trabajo arqueológico muy importante, ya que gran parte de este ex centro clandestino de detención había sido demolido para esconder los crímenes que se llevaron a cabo en él”. “La idea de los genocidas fue asesinar y ocultar los restos: hubo un pacto de silencio para desaparecer también las pruebas y la historia”, agregó.

La inauguración se llevó a cabo en cumplimiento de la Ley Provincial N°13.584, que establece la necesidad de preservar los sitios que funcionaron como CCD durante la última dictadura. “La Cacha” funcionó desde los últimos meses de 1976 hasta finales de 1978, dentro del predio del Complejo Penitenciario Lisandro Olmos. Allí estuvieron detenidas ilegalmente más de 250 personas.

La obra incluyó pasarelas y techados y fue realizada con el objetivo de conservar los restos de las estructuras recuperadas mediante los trabajos de excavación arqueológica que llevó a cabo el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Asimismo, se contempló la preservación de las arboledas lindantes al predio, ya que forman parte del paisaje que fue reconocido por las y los sobrevivientes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias