lunes 04 de marzo de 2024 - Edición Nº1916

Actualidad | 23 may 2023

KICILLOF RESIGNADO A LO QUE LE PIDAN

Massa jugó su primera carta antes del discurso de CFK, a la espera de que bajen a Scioli

El ministro de Economía prepara una cumbre para el 10 de junio. Su tropa irá a la plaza este 25 de mayo. Habrá unidad, pero en memoria de Néstor Kirchner. En el post 25, vuelven los pases de factura.


Por: Ricardo Carossino

Si los principales actores del Frente de Todos ya saben lo que la vicepresidenta de la Nación, dirá mañana, no lo dejan trascender. El hermetismo es total. O en realidad, nadie tiene la menor idea de lo que pasa por la mente de Cristina Fernández que se encargó de crear expectativas en su aparición por C5N.

Los únicos que revelan cierta incertidumbre respecto del discurso de la ex presidenta, son el Frente Renovador y según reveló el periodista Federico Cedarri en su nota de ayer en Política del Sur, algunos intendentes respecto del adelantamiento de las elecciones en la Provincia de Buenos Aires.

De todos modos, más allá de que los massistas mantengan a rajatabla la orden del Ministro de Economía de no hablar de candidaturas, no es antojadizo que la cumbre del FR se vaya a hacer después del discurso de Cristina y no antes.

Este 25 de mayo, el Frente Renovador, convocado por el presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, irá a la plaza con las banderas de la unidad. Una de las más importantes referentes del espacio, la diputada nacional Mónica Litza, dijo: “Desde el Frente Renovador hacemos todo el esfuerzo para resaltar la importancia de la unidad. Del consenso entre todos los sectores del FDT para posicionarnos de la mejor manera frente a las próximas elecciones”.

Por lo tanto, Sergio Massa parece tener claro que si quiere aspirar a gobernar la Argentina necesita ampliar, pero quizás la unidad que propala la dirigente de Avellaneda tenga otra manera de verse, como bien dejó en claro el senador provincial por Lanús, José Luís Pallares al declarar: “Ir a una PASO con más de una fórmula sería condenar al fracaso al oficialismo”.

Unidad sí, todos de acuerdo, pero ¿detrás de quién? Incluso Massa pidió la síntesis. Lo que el ministro no quiere es verse las caras con el embajador en Brasil, Daniel Scioli. Es su más acérrimo enemigo personal. Por lo tanto, la unidad después del 25 podría ser discutible.

Ante las dos imágenes que el lunes pasado revelaron la intención concreta de mostrar la gran foto de la unidad este 25 de mayo en la Plaza de Mayo (Maxímo Kirchner con el Frente Renovador y Wado de Pedro con intendentes) se abre a partir del 26 el mayor interrogante: ¿competencia interna o síntesis?

El contexto de mayor conflicto previo al acto revelador lo vertió ayer el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, cuando dijo: “Mis diferencias con ellos (La Cámpora) no tienen solución”. Y agregó que “le hicieron la vida imposible” al presidente Alberto Fernández. Asimismo coincidió con Sergio Massa respecto a que “las PASO desordenan la economía”. Una patada contra el Pichichi.

En tanto, todas las fuentes consultadas por BonaerenSer, ya sea por este periodista y por el corresponsal en La Plata, de PDSur, Federico Cedarri, coinciden en que “la que decidirá todo es Cristina”.

Lo cierto es que las PASO se van a hacer y Scioli no se baja. Sin CFK peleando y con Alberto Fernández abajo del ring, cualquiera siente que se puede subir a competir y Scioli está cada vez más lanzado y busca sintetizar el lado oscuro de La Cámpora: el albertismo.

Para eso, el “Pichichi” ya se mostró junto a quien podría sonar como su candidata a vice (BonaerenSer lo adelantó) la ministra Victoria Tolosa Paz. Ambos tuvieron su actividad en Plaza de Mayo acompañados por el Movimiento Evita.

Teniendo ya la fórmula que representa el costado derecho y moderado del FDT, falta la otra fórmula, la del lado izquierdo y moderado. Para eso suenan dos nombres Wado de Pedro y Axel Kicillof.

El gobernador no quiere saber nada con la nacional y Wado sería el resguardo ideológico que necesitan los “pibes para la revolución”. Pero por lo que BonaerenSer conversó con fuentes del espacio oficialista, nadie ve una PASO con más de tres (y es mucho) competidores. En rigor, todo apuestan a una PASO de dos precandidatos. ¿Entonces cómo juega Massa?

Es acá donde todos dicen que más allá de los caprichos y los rulos de quienes están detrás de Máximo Kirchner, quien decide es CFK y al que no le guste que se vaya con Pichetto. Así de simple y categórico, afirman varios referentes del FDT.

Si la lógica que pretende el establishment económico se oye, se debería llegar a las PASO con dos dialoguistas: Massa y Horacio Rodríguez Larreta, pero por más poder que tengan las corporaciones, la política sigue siendo rebelde, ya sea por izquierda o por derecha. Esto apuntaría a que Wado terminaría cerrando con Massa y ser el vice para que el kirchnerismo ortodoxo tenga un lugar en las trincheras electorales.

¿Qué piensa CFK? ¿Por qué arriesgarse a perder el mayor territorio como pasó en 2015? No suena lógico, pero…

Carlos Bianco, el vocero del gobernador insiste en que su jefe renueve su cargo. Nadie quiere saber nada con la presidencial, pero el hecho de que salga a ratificarlo, significa que Cristina tiene en mente esta jugada: ¿Wado puede retener el territorio bonaerense?

De todos modos, la carta está echada y Bianco volvió a abrir una ventana para que el gobernador sea candidato nacional: “Si Cristina lo pide, Axel será candidato a presidente”. Con esto, además, certifica que será la vice quien termine de ordenar el tablero bonaerense y nacional. El sol del 25 viene asomando. Se verá que trae.

En este último caso, no cierra que Axel juegue en Nación, por lo que o habría tres competidores (Scioli, Massa y el candidato de CFK) o el Frente Renovador no presentará candidato.

Al respecto el reciente documento del FR dice claramente que con el escenario de “tres tercios” que describió Cristina Kirchner, donde los “pisos” importan más que los “techos”, el massismo reclama “una estrategia que surja de la capacidad de entender el voto estratégico que se expresa entre las PASO”.

En esa visión, una fuente calificada el massismo de la Primera Sección opinó que se tiene que ir a las PASO con un candidato que tenga un piso de 30%, más o menos, y que los únicos que tienen ese piso serían Kicillof y el mismo Massa. Pero esto es sólo una percepción. Como dice el refrán: el ojo del dueño engorda el ganado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias