viernes 09 de diciembre de 2022 - Edición Nº1465

Actualidad | 15 nov 2022

Con un llamado por la paz, comenzó la Cumbre del G20

Santiago Cafiero reemplazó en la apertura a Alberto Fernández, quien se descompensó y tuvo que ser atendido en el hospital de Bali.


El presidente de Indonesia, Joko Widodo, exigió hoy “terminar la guerra” para que no derive en otra “guerra mundial”, al dar inicio formal a la cumbre del G20 en Bali, en el que están reunidos líderes políticos, entre ellos el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

“Ser responsable significa no crear situaciones de suma cero, ser responsable también significa que tenemos que terminar la guerra. Si la guerra no termina, será difícil para el mundo avanzar", apuntó el mandatario sin nombrar a Ucrania ni a Rusia. “Si la guerra no termina va a ser difícil para nosotros asumir la responsabilidad del futuro de las próximas generaciones”, continuó el anfitrión del encuentro que hasta ahora se mostró neutral ante el conflicto.

"No deberíamos dividir el mundo en partes. No nos debemos permitir caer en otra guerra mundial", declaró antes de empezar la primera sesión de la cumbre, que se prevé estará marcada por la invasión rusa a Ucrania.

Los jefes de Estado comenzaron a llegar al Centro de Convenciones de Bali, en la zona de Nusa Dua, caracterizada por la gran cantidad de resorts que bordean las paradisiacas playas. El último en arribar fue el líder de Estados Unidos, Joe Biden, en medio de un imponente operativo de seguridad.

A la hora de tomar la palabra, el presidente chino, Xi Jinping, advirtió contra el uso de alimentos y energía como armas, en una posible crítica velada a la invasión rusa de Ucrania. "Debemos oponernos firmemente a la politización, instrumentalización y uso como arma de los problemas alimenticios y energéticos", declaró Xi, que al mismo tiempo reafirmó su oposición a la política occidental de sanciones unilaterales, en referencia a las represalias contra el Kremlin.

Por su parte, el primer ministro de la India, Narendra Modi, aprovechó su intervención para mencionar lo que consideró como desafíos globales. "El cambio climático, la pandemia de la Covid-19, los acontecimientos en Ucrania y los problemas globales asociados, todo ello conjuntamente ha causado estragos en el mundo. Las cadenas de suministro globales están arruinadas. Hay una crisis de los bienes esenciales, de primera necesidad en todo el mundo", declaró Modi, citado por la Cancillería india.

Por su parte, el canciller Santiago Cafiero aseguró que se necesita "recuperar la paz y contribuir a la recuperación mundial" y que la "seguridad alimentaria significa terminar con el hambre en el mundo", al hablar en reemplazo del presidente argentino Alberto Fernández, quien fue atendido por personal de salud por un episodio de hipotensión y mareos.



En tanto, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, aseguró que "es el momento" de terminar la "destructiva guerra" de Rusia contra su país, al intervenir por videoconferencia ante los líderes del G20. "Estoy convencido de que ahora es el momento cuando la guerra destructiva de Rusia debe y puede terminar", declaró Zelenski, quien había sido invitado a participar de forma personal por el país anfitrión, pero finalmente decidió hablar por videoconferencia, como lo hizo en otros foros internacionales desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero pasado.

Tras los primeros debates, los líderes iniciaron un almuerzo de camaradería, que será antesala para un espacio dedicado a las bilaterales. Fuentes de la organización indonesia y de Occidente informaron a Télam que todavía hay dudas si se realizará hoy la tradicional foto de familia, aunque el escenario de madera con las banderas de fondo ya está preparado.

A la noche, los líderes participarán de una cena de bienvenida con espectáculos y atuendos típicos que tendrá lugar en el parque Garuda Wisnu Kencana, dedicado al dios Vishnu y la mítica águila Garuda, ambos venerados por el hinduismo, la religión predominante de Bali, a diferencia del resto del país de mayoría musulmana.

Mañana, en el segundo día de la cumbre, los líderes plantarán manglares, un árbol de la zona que cumple un rol clave en la mitigación del cambio climático global y que en muchas zonas fue deforestado para construir granjas para la cría de camarones, y luego debatirán sobre transformaciones digitales.

El presidente ruso, Vladimir Putin, confirmó a último momento que no viajará a Indonesia por cuestiones de "agenda", según lo indicó el Kremlin, y su país está representado por Lavrov. Otras ausencias son las de Jair Bolsonaro y Andrés Manuel López Obrador, mandatarios de Brasil y México, respectivamente, países latinoamericanos que junto a Argentina integran el grupo de las economías más importantes del mundo.

La salud del Presidente

Sufrió un episodio de hipotensión y mareos previo al inicio de la la Cumbre. Presenta una gastritis erosiva con signos de sangrado, pero recibió tratamiento médico adecuado, se encuentra en buen estado de salud y mantendrá la reunión bilateral prevista para hoy con su par chino, Xi Jinping, se informó oficialmente.

El nuevo parte emitido por la Unidad Médica Presidencial a las 15.26 hora local (4.26 de la Argentina) señala que "en el día de la fecha el Señor Presidente de la Nación Argentina, Dr. Alberto Ángel Fernández fue evaluado medicamente, se diagnosticó una gastritis erosiva con signos de sangrado, recibió el tratamiento médico adecuado encontrándose en buen estado de salud y reanudando sus actividades con control médico".

El mandatario fue trasladado al Sanglah General Hospital de Bali, acompañado por el ministro de Salud de Indonesia, Budi Gunadi Sadikin, y en ese centro asistencial le hicieron estudios y le aplicaron suero, añadieron los voceros a los periodistas que cubren la gira presidencial.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias